Del ácido hialurónico se puede decir que es uno de los ingredientes cosméticos de moda. Los productos faciales antiedad, por ejemplo, lo incluyen en su formulación como sustancia aliada de la firmeza y tersura cutáneas. Y es que el ácido hialurónico cosmético no es otra cosa que la reproducción sintética del que está presente de forma natural en nuestro organismo, y cuya función principal es mantener la elasticidad y la hidratación de la piel.

Se sabe que esta sustancia atrae gran cantidad de agua a su alrededor, a modo de esponja molecular (un gramo de ácido hialurónico es capaz de absorber hasta 3 litros de agua). Además, estimula la formación del colágeno y la elastina y tiene un gran poder antioxidante. Otra de sus propiedades es que se trata de una sustancia muy activa incluso utilizada en concentraciones muy bajas.

Con estas credenciales, no es de extrañar que no sólo la cosmética facial, sino también la corporal y la capilar, estén empezando a incluirlo entre sus ingredientes. En el caso concreto del ácido hialurónico para el pelo, sus efectos son visibles en poco tiempo, debido precisamente a esa impresionante capacidad de hidratación que tiene y que da como resultado un pelo bonito. Aplicado en forma de mascarilla o de cualquier otro producto que lo contenga, el ácido hialurónico se aplica en aquellas zonas capilares que están más castigadas como consecuencia del sol, los tintes, el abuso de secadores y planchas y otros factores que afectan a la salud del cabello en general y de la cutícula en particular, devolviéndoles la hidratación perdida. ¿El resultado? Un pelo más sano, manejable y brillante. Además, es uno de los ingredientes más efectivos para reparar las puntas abiertas y para evitar la pérdida de color en el cabello, natural o teñido.

Pero, además, cuando penetra en el interior de la fibra capilar, el ácido hialurónico la repara en profundidad, reconstruye su estructura y asegura los niveles adecuados de hidratación. Esta es la razón por la que esta sustancia esté especialmente indicada en los cabellos muy secos, dañados y desvitalizados.

Cada vez son más las peluquerías y centros especializados que incorporan los tratamientos intensivos a base de ácido hialurónico entre sus servicios, dirigidos a nutrir el cabello en profundidad con esta sustancia y “sellarla”, mediante la aplicación de planchas, para que se mantenga en el interior de la estructura capilar durante más tiempo.

También es posible acceder a los beneficios del ácido hialurónico en casa, gracias a los productos Svenson disponibles en su tienda online y que incluyen loción, champú y mascarilla formulados a base de esta sustancia. También incorporan otros ingredientes como la creatina (fortalece el cabello, proporcionándole más elasticidad y “blindándolo” frente a la rotura) y protector solar. Estos productos están indicados para todo tipo de cabellos y particularmente recomendados para los deshidratados o castigados por procesos químicos.

 

 

Compartir →