A la hora de cuidar el cabello hay cosas que pueden controlarse y otras que no. Es difícil dosificar el grado de stress que uno lleva, o la generación hormonal del organismo, pero hay ciertas prácticas y cuidados que pueden realizarse diariamente sin que esto suponga un gran esfuerzo.

Medidas que hay tomar para prevenir la caída de cabello.


“La ducha es un cementerio de pelos”, es normal que esta frase circule en cada hogar porque es cierta. Es durante el lavado del cabello donde éste está más vulnerable. Por ello la correcta aplicación del champú ayuda a evitar el debilitamiento y pérdida del cabello. Es importante lavar el cabello de forma delicada y evitar caer en los típicos hábitos dañinos, por ejemplo:

  1. No desenredar el cabello humedecido, es mejor desenredar el cabello antes de lavarlo en la ducha puesto que el pelo húmedo es mucho más débil.
  2. No frotar insistentemente con la yema de los dedos el cuero cabelludo creyendo que se logra una limpieza total. Se debe repartir el champú suavemente y frotar con las palmas de las manos durante 3 o 4 minutos, luego masajear las puntas. Es recomendable ir mojando el cabello para que se forme espuma, esto hace que el frotamiento no sea tan agresivo.
  3. No se debe aclarar el cabello con agua caliente, es preferible utilizar agua fría para no debilitar el cabello.
  4. También, es recomendable utilizar productos especializados en el cuidado del cabello, como acondicionadores, lociones para fortalecer el pelo.

Son consejos sencillos que sí podemos hacer para cuidar nuestro pelo, pruébalos y verás sus resultados. En caso que tengas dudas acerca de causas y efectos de tus hábitos contacta a un contacta con un especialista en caída de cabello.

Etiquetado con →  
Compartir →