Aunque en la actualidad las fórmulas empleadas en los productos de coloración incluyen ingredientes que respetan al máximo la salud capilar y el estado del cabello, no hay que perder de vista que el tinte, sea del tipo que sea (permanente, no permanente, mechas, sin amoniaco….) supone en mayor o menor medida una agresión para el cabello.  Concretamente, en el caso de la coloración que incluye amoniaco y alcoholes (y que, por tanto, da lugar a un proceso de oxidación), se produce una modificación de la estructura capilar que tiene como resultado un pelo frágil, áspero y quebradizo.

Sin duda, la principal “víctima” de la coloración es la cutícula o capa capilar más externa, pero en aquellos casos en los que no se le han asegurado a este tipo de cabello los cuidados adecuados  o se ha abusado excesivamente de esta técnica (sobre todo cuando se somete al cabello a una decoloración), también puede verse afectada la raíz, llegando incluso a perder pelo por tintes.

 Por eso es tan importante utilizar productos específicos para cuidar el pelo teñido, como los que se pueden encontrar en la tienda Svenson. Los “básicos” de este cuidado especial son el champú, el acondicionador y  la mascarilla y los productos de acabado. Todos ellos, incluidos en la oferta de productos de Svenson,  deben incorporar  una serie de ingredientes que mejoren el aspecto del cabello teñido y reparen en la medida de lo posible los estragos producidos por la coloración: queratina, liposomas, elastina, vitaminas como la A, la B, la C y la E,  aceites esenciales, proteínas (de seda y soja) y elementos nutrientes.

Uno de los aspectos más importantes para cuidar el pelo teñido es la elección del champú. Estos cabellos,  además de lucir limpios, necesitan un plus de nutrición (la coloración siempre “roba” hidratación) e ingredientes que aseguren la permanencia del tono pese al desgaste diario. En este sentido, los aminoácidos juegan un papel determinante, ya que actúan como una “UVI” a nivel interno. De la protección externa se encargan los filtros UV contenidos en muchos de estos productos, la mayoría de los cuales se pueden usar a diario.

 Otro producto de Svenson fundamental, sobre todo cuando el cabello está decolorado, es la mascarilla, que debe utilizarse al menos una vez por semana. En la tienda Svenson se puede conseguir una que incluye ácido hialurónico (proporciona un plus de hidratación tanto al cabello como al cuero cabelludo), creatina y protector solar.

Muchas de las mascarillas y otros productos específicos para cuidar el pelo teñido  incorporan además prolongadores del brillo y la luminosidad e ingredientes reconstituyentes. Entre las sustancias más novedosas incluidas en estas formulaciones están  el aceite de amaranto (reestablece los lípidos perdidos) y la cereza japonesa (un potente acondicionador y nutritivo).

Cortar regularmente las puntas (la zona más castigada por la coloración), utilizar siempre productos de calidad y mantener a raya el temido “efecto raíz” son otras de las pautas recomendadas para lucir un cabello teñido… y, pese a todo, sano y luminoso.

 

Compartir →