A una determinada edad el cabello sufre variaciones hormonales y estructurales como consecuencia de unenvejecimiento natural. Un ejemplo de ello es la pérdida de tonalidad del cabello.

Existen diferentes soluciones para este problema: tintes, máscaras decolorantes, entre otras. Pero ¿qué son las canas? ¿por qué debo utilizar un tinte?


Los melanocitos son células que se hallan en la piel y son las encargadas de generar dos clases de melaninas o pigmentos: eumelaninas (cabello oscuro y marrón) y feomelaninas (cabello rubio y rojizo). Con el envejecimiento, estas células se debilitan gradualmente hasta que los niveles de melaninas desaparecen, trayendo como consecuencia las llamadas canas. Este proceso puede comenzar entre los 35 y 40 años.

Por suerte los tintes ayudan a dar un aspecto rejuvenecedor a nuestras cabelleras, pero es importante conocer los pasos correctos para su aplicación y así evitar diferencia de pigmentos en el cabello.

Para una buena aplicación, hay que tener en cuenta:

  • Largo y volumen de la cabellera, de esta manera se conocerá la cantidad de producto que se necesitará.
  • La cantidad de canas que su cabello posee, esto le indicará la cantidad de producto que necesite.
  • El estado actual de su cabello, pregúntese ¿se encuentra reseco o maltratado? Estos factores pueden alterar el pigmento final.
  • El color de su cabello, un tono de tinte más claro que el del cabello nunca dará el resultado deseado.

Un par de consejos: se recomienda evitar los tintes oscuros, ya que resaltan las arrugas y parecen artificiales. También es importante probar el producto directamente sobre la piel del brazo o antebrazo para verificar que su piel no es alérgica a algún componente del tinte.

En caso de tener alguna duda, contacte con un especialista en cabello. Svenson no recomienda el uso de tintes ya que al final los tintes también dañan el pelo. Procure utilizar tinte vegetal o sin amoniaco para un mejor cuidado del cabello.

Etiquetado con →  
Compartir →