La noticia de un bebé llena de alegría, pero también de un listado de cuidados alimenticios y rectificación de ciertos hábitos. El cabello también debe cuidarse y Svenson te explica las razones.


Durante la etapa de posparto los estrógenos y progesterona disminuyen y esto provoca un debilitamiento del folículo piloso provocando la caída del cabello. Este fenómeno se extiende a lo largo de dos meses, y se ve potenciado por las hormonas producidas durante la lactancia.

La caída de cabello en esta etapa no deja zona despobladas como una alopecia común, sino que la mujer nota una disminución de su cabello y una fragilidad capilar inusual.

Esta caída del cabello, durante la etapa de posparto, no requiere tratamiento alguno aunque si la caída se extiende en el tiempo se recomienda contactar con un especialista. Es importante no utilizar productos o fármacos para luchar contra este fenómeno puntual y pasajero ya que podría derivar en una dermatitis seborreica.

Etiquetado con →  
Compartir →