Pelo al viento 2 - Hair in the wind 2photo © 2010 Dani_vr | more info (via: Wylio)

La escasez o ausencia total de brillo es uno de los problemas que afectan al cabello con más frecuencia. De hecho, buena parte de los trucos para el pelo más utilizados se refieren a esta cuestión.

  La pérdida de brillo tiene su origen en la cutícula, constituida por placas córneas en forma de escamas superpuestas. Si estas escamas están distribuidas homogéneamente, tanto en verano como en invierno el pelo luce brillante y apenas se enreda; pero cuando éstas se levantan -como consecuencia directa del abuso del secador de pelo, elegir champú inadecuado y, también, por factores climatológicos que inciden sobre  el pelo en invierno (viento, frío, nieve)-, no pueden reflejar la luz, por lo que el brillo, literalmente, se “esfuma” del cabello.

La mejor forma de preservar el brillo capilar es emplear regularmente productos específicos (mascarillas, acondicionadores y tónicos capilares) que alisen y vuelvan a cohesionar las escamas de la cutícula. A la hora de elegir champú, hay que decantarse por uno que sea suave y que incluya ingredientes protectores del brillo (ceramidas, proteínas de seda).

 Otro de los trucos para el pelo que asegura un brillo duradero consiste en aplicar siempre después de cada lavado un acondicionador hidratante y darse el último enjuague con agua fría (la caliente dilata las escamas de la cutícula). También es importante evitar en la medida de lo posible el uso del secador de pelo, un auténtico “ladrón” de brillo; evitar tratamientos agresivos, como los alisados y las permanentes, y recurrir a productos como los serum, que aúnan nutrición y brillo y son muy fáciles de aplicar.

 En cuanto a los trucos para el pelo que se refieren al corte y al estilo, cuando hay un problema de brillo lo mejor es lucir un corte acorde con el tipo de cabello, para que así el peinado sea más fácil y no haya que abusar de las planchas, los rizadores o el secador de pelo. En cuanto al color, una buena idea es potenciar el tono natural con tónicos capilares y otros productos como la henna neutra, una sustancia que está compuesta de moléculas afines a la queratina del cabello, por lo que lo reestructura a la vez que le aporta un plus de brillo sin agredir la cutícula.

 Muy importante:  para proteger el pelo en invierno hay que evitar llevar las melenas sueltas los días de lluvia o viento; estos factores lo debilitan, restándole brillo al instante. En caso de que ninguna de estas medidas sea efectiva, se recomienda ponerse en manos de profesionales, ya que tal vez la falta de brillo sea indicativa de algún trastorno o carencia (un déficit de vitaminas o minerales, por ejemplo). En este sentido, es importante recordar que la firma Svenson cuida tu pelo, y que sus profesionales ofrecen la solución que mejor se adapta a cada problema concreto.  

Compartir →