Son muchas las mujeres que han optado por el método anticonceptivo de las píldoras. Sabemos de su practicidad y efectividad a la hora de evitar embarazos, pero también conocemos sus posibles contraindicaciones como es el aumento de peso, problemas capilares, entre otros. Svenson te informa los posibles problemas que pueden traer los anticonceptivos a tu pelo.


Ya sabemos que algunos medicamentos , provocan un debilitamiento progresivo del cuero cabelludo. Se debe tener en cuenta que esta pérdida de cabello es temporal, y que tan pronto se finalice el tratamiento el pelo suele volver a crecer. En este caso se trata de componentes químicos que hacen que el cabello caiga, sin que esto suponga matar al folículo piloso. En casos como la quimioterapia, se puede llegar a perder alrededor del 90% del cabello, proceso que comienza entre la primera y tercera semana del tratamiento. 

Al hablar de las píldoras anticonceptivas en relación al cabello, estamos haciendo referencia a dos compuestos: el estrógeno sintético y el progestágeno (progesterona). El progestágeno es una hormona masculina sintética que imita a la progesterona. Los anticonceptivos pueden provocar la caída del cabello a mujeres que los toman, sin embargo, estas mujeres poseen una predisposición hereditaria a un debilitamiento progresivo del cabello que se ve acelerado por la ingestión de hormonas masculinas presentes en las píldoras. 

Asimismo, en algunos casos, al dejar de tomar la píldora también se puede observar una caída excesiva que puede durar hasta 6 meses después de haber dejado de tomar el producto. Si observas que la caída de pelo se prolonga, Svenson te recomienda que acudas a tu médico para conocer saber si es efecto secundario normal que cesará o puede convertirse en un problema.

Etiquetado con →  
Compartir →