3954630371_233583c01f_zLa alopecia y la pérdida de cabello no son privilegio de los ciudadanos “de a pie”, sino que son muchos los personajes populares que se enfrentan a este problema y recurren a técnicas, estrategias de distinto tipo y sistemas para solucionarlo o, al menos, para cubrir su alopecia. Y ni siquiera muchas de las estrellas que día sí y día también desfilan por alfombras rojas, “photocalls” y demás se libran de tener que repoblar sus cabelleras recurriendo a postizos, pelucas u otras soluciones. Es más: cuando se ahonda un poco en las publicaciones especializadas en el star system y en los comentarios de los gurús de este tipo de crónicas saltan no pocas sorpresas.

Un ejemplo de famosos con alopecia es el actor Woody Harrelson, quien aparece en la estupenda serie True Detective notablemente más rejuvenecido y atusando un favorecedor “semi-tupé”. ¿El secreto? Un más que logrado peluquín. Asimismo, y tal y como revela un artículo publicado en la revista Icon, su compañero de fatigas en la misma serie, el oscarizado Matthew McConaughey, revitaliza su menguante cabellera con un tratamiento a base de varias lociones y champús. Por su parte, otra estrella televisiva, Jon Cryer, protagonista de la serie Dos hombres y medio, disimula su incipiente calvicie recurriendo a una solución a base de fibras naturales que se extiende sobre los cabellos que aún quedan sobre la cabeza, aumentando su grosor y produciendo al instante un efecto de cabellera más poblada.   

Pero sin duda, la opción más popular entre los famosos es el microinjerto capilar. El “club” de famosos con implantes capilares crece prácticamente a diario, y se puede decir que el sector pionero en optar por esta técnica fue el de los deportistas, con el futbolista Wayne Rooney a la cabeza, quien fue el primero en reconocer públicamente que se había sometido a esta intervención y que estaba encantado con los resultados. Otro futbolista internacional, el holandés Wesley Sneijder, también ha optado por esta técnica para sustituir un look en la que apenas quedaban cabellos por una poblada cabellera. En nuestro país, un caso de implante capilar bastante obvio aunque nunca oficialmente reconocido es el del guardameta madridista y de la selección Iker Casillas

De forma similar, otro “gremio” el de los actores, se ha convertido en uno de los que cuenta con más “adeptos” al microinjerto, y si bien aún son pocos los que reconocen abiertamente haberse sometido a esta intervención, prácticamente ninguno lo ha desmentido. Brendan Fraser, Tom HanksKevin Costner o Jude Law son algunos de los “guapos oficiales” en los que los efectos del microinjerto son más que evidentes.

Por último, y en medio de este repertorio de ejemplos de famosos que han tomado la decisión de camuflar o solucionar sus problemas capilares, hay que mencionar también a los que optan por lucir su calva sin ningún resquemor y sin que ello haya mermado su atractivo. Bruce Willis o Sean Connery son dos buenos ejemplos.

 

FOTO:  Steve Rogers

Compartir →