Solo, con los amigos, dentro de casa, al aire libre, en el trabajo, de vacaciones… El repertorio de escenarios y poses empleados para realizarse un “selfie” o autofoto son prácticamente ilimitados. Famosos y anónimos se han apuntado a esta moda que para muchos supone un mero entretenimiento mientras que ya hay voces expertas que lo han definido como una “oda al narcisismo”. De hecho, hay datos que apuntan a que esta tendencia está relacionada con el aumento de la demanda de cirugías y tratamientos estéticos que se ha producido en los últimos tiempos. Mientras ya hay quien habla de saturación o fin de ciclo del fenómeno “selfie”, las famosas han “rizado el rizo” popularizando lo que se podría denominar “subgénero” de éste: el “helfie” o, lo que es lo mismo, un “selfie” del pelo.

La red social Instagram ha sido la plataforma elegida por Miley Cyrus, Alexa Chung, las hermanas Kardashian o Lea Michele, entre otras, para mostrar a sus fans los cambios de longitud, color o estilo capilar. El éxito conseguido por esta iniciativa, que se refleja en la cantidad de comentarios y opiniones registradas por los seguidores de las “celebrities” en esta red social lleva a pensar que esta especie de “pasarela de peinados de las famosas va a marcar tendencia en poco tiempo.

Una de las principales finalidades de realizar este tipo de fotos capilares es testar opiniones acerca de un peinado que se luce puntualmente, un nuevo color de pelo o un cambio de look, y al igual que ocurre con el rostro y el cuerpo, convertir al cabello en protagonista de un “selfie” implica seguir unas “reglas del juego”. La primera es que el cabello debe estar en perfectas condiciones y presentar un aspecto saludable. Así, por ejemplo, e independientemente del estilismo que se luzca, es imprescindible tanto que el cabello esté limpio y brillante como cepillarse el pelo antes de realizar la foto. Utilizar la luz adecuada y enfocar aquellos aspectos del peinado que más interesa destacar (el flequillo, la nuca en caso de que se trate de un recogido…) son otros factores a tener en cuenta.

Además de las acciones de las famosas en este sentido, hay otras evidencias que hacen pensar que el “helfie” ha llegado, si no para quedarse, sí para permanecer durante una temporada como tendencia. Es el caso, por ejemplo, de un original artilugio, The Selfie Brush, o, lo que es lo mismo, un cepillo de pelo diseñado para hacerse “selfies” mientras uno se peina y que está empezando a ser muy popular en países como EEUU o Gran Bretaña. El cepillo está diseñado de tal forma que se puede insertar en él el iPhone, e incluye un pequeño espejo lateral para retocarse antes de sacar la foto. Puede adquirirse a través de la página web www.selfiebrush.com, en la que, además, se ofrece un “mini-curso” intensivo de cómo hacerse un “selfie” perfecto…

 

 

 

Compartir →