Jennifer Aniston reclama que unas extensiones de cabello natural han dañado sus mechones de pelo. Los amigos de la actriz, cuyo personaje Rachel, en Friends convirtió su peinado en una moda en los 90, afirman que su pelo dorado ha sido un desastre durante meses.

La actriz, de 37 años, con un contrato con L´Oreal de casi 8 millones de euros, dice que su pelo fue arruinado por esas extensiones que se puso poco después de que acabara Friends, hacia finales de 2004. También ha dicho que

“nada estropea más el pelo que unas extensiones. Y después de un año y medio, mi pelo se está empezando a recuperar.”

No solo le ha ocurrido a Jennifer, sino que la actriz británica Kate Beckinsale, se ha demostrado que le causó zonas de calvicie temporal.

Es muy importante elegir una clínica de prestigio para ponerse las extensiones si no queremos que nos ocurra lo mismo que a ellas.

Normalmente, las extensiones tienen pelo natural. Se han puesto de moda entre las estrellas como Victoria Beckham, Keira Knightley o Christina Aguilera.

Etiquetado con →  
Compartir →