4274451295_0a5c0108df_zLas
canas pueden definirse como aquellos cabellos que han perdido su color debido a
la desaparición progresiva de los pigmentos naturales. Estadísticamente, los
primeros cabellos blancos (lo que los expertos denominan
canicie) aparecen entre los 34
y los 42 años. Pero, ¿por qué salen las canas? Se sabe que en su
aparición influyen factores genéticos y hay algunas investigaciones que apuntan
a que el clima o la situación medioambiental también pueden estar implicados en
su aparición. Pero en cierta medida, las canas siguen siendo un “misterio”,
incluso para los expertos en el tema, de ahí que sea una de las cuestiones
capilares en torno a la que han surgido más
mitos
y falsas creencias.

Por
lo general, la aparición de las canas forma parte del proceso general de
envejecimiento del organismo
, pero no es algo que siempre tenga que ver,
“matemáticamente”, con la edad de la persona. Además de la herencia, hay
teorías que defienden la importancia de la alimentación, el estilo de vida y el
desgaste que haya sufrido el cabello. También hay evidencias de que el juego
hormonal al que está sometido el pelo en la menopausia puede favorecer
su aparición.

Lo cierto es que un día, sin saber muy bien
por qué (y sin que ocurra de manera generalizada, ya que hay personas
octogenarias que no conocen qué es eso de “peinar canas”), los
melanocitos –las células
encargadas de proporcionar color al cabello- dejan de segregar melanina,
pigmento responsable del color, y las canas o cabellos blancos hacen acto de
presencia.
Curiosamente, los cabellos blancos son más fuertes
que los que aún mantienen el color, o al menos, más gruesos.

Una
de las creencias más extendidas en torno a este tema es la de que
arrancarse
las canas
hace que el número de cabellos blancos se
multiplique. No existe ninguna base científica que fundamente esta idea.
También hay quién piensa que
cepillar
el cabello
con intensidad y mucha frecuencia “reactiva” el
bulbo capilar y evita la aparición de canas. Otra
creencia sin fundamento.

Lo
que muchas personas aseguran haber experimentado es un incremento de los
cabellos canos o la aparición repentina de los mismos a causa de un disgusto o
una emoción fuerte.
Esto tiene su explicación en el hecho
de que en personas que ya lucen algunas o bastantes canas, si están sometidas a
alguna enfermedad o situación estresante, puede producirse un incremento de la
pérdida de cabello, con lo que los cabellos blancos destacan más, dando la
sensación de haber encanecido de repente.

Ante
la aparición de las canas, hay dos opciones: asumirlas e incluso resaltarlas
(hay personas que se encuentran especialmente favorecidas con esa especie de
mechas naturales que proporcionan los cabellos canos) o
teñirlas.
En el caso de que las canas sean abundantes, hay que recurrir a la coloración
permanente
, la única capaz de cubrir las canas al 100 por cien.

 

FOTO: http://www.flickr.com/photos/seandreilinger/4274451295/

Compartir →