8777905188_c9d753ec1d_c“Víctimas”
a menudo de una depilación excesiva o inadecuada, las cejas juegan un papel
fundamental en la definición de la mirada y en la expresión del rostro. Sin
embargo, suelen ser las grandes
olvidadas a la hora del cuidado y el maquillaje, y no se les presta la misma
atención que a las pestañas o al contorno de ojos
. Las últimas propuestas
en maquillaje les han devuelto el protagonismo que se merecen, y los rostros
más famosos han puesto de moda las
cejas
XXL
.
Y es que al igual que ocurre con el pelo
de las famosas
, la forma en la que éstas lleven las cejas es algo que marca
tendencia.

Sin
embargo, no siempre es posible lucir unas cejas anchas y espesas, sobre todo a
partir de determinada edad. El tiempo y
el efecto de la gravedad hacen que tanto las cejas como la frente “caigan”,
siendo este uno de los rasgos que más años añaden a la expresión.
Si,
además, se llevan mal depiladas y el arco no está adecuadamente definido,
pueden añadir “peso” a los ojos. De ahí que sea tan importante definir bien la
forma de las cejas (hay profesionales que pueden asesorar muy bien en este
sentido). Para acertar, lo mejor es respetar al máximo la forma del arco
natural. También es importante combinar el color del lápiz de cejas con el tono
del cabello y de la piel. Eso sí: hay que evitar a toda costa aplicar sobre
ellas un lápiz negro, ya que este tono avejenta mucho la expresión. Así mismo,
no hay que depilarlas en exceso: unas
cejas poco pobladas pueden añadir un buen número de años al rostro en general y
a la mirada en particular.
La solución más puntera y efectiva para resolver
este problema es el
microinjerto
en cejas
.

Para
este tipo de implante se utiliza cabello
procedente de la nuca y la parte lateral de las orejas. Este tipo de pelo tiene
una característica que lo hace muy recomendable para esta técnica:
genéticamente está codificado de forma distinta al del resto del cabello, por
lo que no se cae
y, por tanto, el efecto del microinjerto en cejas es
permanente. El procedimiento se realiza con anestesia local, por lo que es
prácticamente indoloro y, como secuela tan solo puede aparecer una pequeña
costra que se cae a los pocos días.

Independientemente
de lo pobladas o no que se tengan las cejas (algo que varía de una persona a
otra) es importante pedir consejo profesional antes de depilarlas y recordar
que, para que una ceja sea correcta, debe empezar en la línea recta que une la
aleta de la nariz con el ángulo externo del ojo.

 

FOTO:
http://www.flickr.com/photos/rocor/8777905188/

Compartir →