La miradaphoto © 2010 Eduardo Martínez | more info (via: Wylio)

El viento, el frío, la lluvia y, también, los ambientes secos derivados del uso de las calefacciones son los principales enemigos de el pelo en invierno. Y es que, contrariamente a lo que se cree, los cuidados del cabello no son patrimonio exclusivo de la época estival y la fórmula a emplear para mantener en perfecto estado el pelo de las mujeres en ambas épocas del año es prácticamente la misma: hidratación, hidratación y más hidratación.

 De todos los enemigos de el pelo en invierno hay dos que son especialmente “peligrosos”: el viento y la calefacción. El primero funciona a modo de secador permanente, abriendo la cutícula y resecando el pelo de las mujeres en exceso, ya que arrastra  la polución ambiental, que ensucia el pelo en exceso y favorece el intercambio de temperaturas, lo que a su vez aumenta el encrespamiento.  La calefacción, por su parte, reseca el cabello en exceso, volviéndolo poroso, áspero al tacto y sin brillo.

 En cuanto a la gran pregunta en esta época del año: “¿llevar gorro es malo para el pelo?”,  la respuesta es sí, siempre que no se utilice de la forma adecuada, tal y como Svenson recomienda. Un uso excesivo puede llegar a ser perjudicial para el cuero cabelludo, aumentando la sudoración y dejando en la raíz una sensación de suciedad y un aspecto reseco en las puntas, que suelen quedarse fuera de su “cobertura” (lo mejor es recogerlo en una coleta).  Por eso es muy importante utilizar siempre los gorros con el cabello limpio, ya que cuando la raíz no está totalmente libre de restos de cualquier tipo, la mezcla del sudor y la suciedad pueden debilitarlo e incluso propiciar la caída.

 En cuanto a los productos empleados para los cuidados del cabello en esta época del año, se recomienda buscar texturas más densas y fórmulas que incluyan entre sus componentes ingredientes nutrientes y humectantes. En cuanto al champú, el consejo al respecto de Svenson, que cuida tu pelo, es elegir siempre uno que sea adecuado al tipo de cabello, pero buscando en este momento versiones que incluyan un mayor número de ingredientes nutritivos.

 Respecto al secador de el pelo de las mujeres, prácticamente imprescindible cuando los termómetros caen,  Svenson recomienda aplicarlo lo más alejado posible de la cutícula, evitando el nivel máximo de calor.

 Y un apunte final, específico para el pelo de las mujeres que practican el ski: lo mejor es llevar el pelo recogido, para así minimizar la fricción que el viento, la nieve y la ventisca pueden producir en el cabello. Y tampoco está de más aplicar un producto con protección UVA para paliar el efecto de la radiación del sol de alta montaña sobre el pelo.

Compartir →