Si eres de las que disfrutan del pelo suelto al viento en verano, tenemos algunos secretitos para compartir contigo. Te alegrará saber que durante el período estival, el cabello crece de forma más ligera que de costumbre (1mm. cada tres días) ya que el sol favorece a los folículos pilosos.

Debes cuidar tu pelo si quieres disfrutar plenamente de tu cabellera. Uno de los problemas más comunes en la gente de largos cabellos es que se limitan a utilizar champú sólo en las puntas y no en el cuero cabelludo. Este error hace que se concentre una alta densidad de grasa seborreica que afecta a las raíces capilares. Por ello limpia tu cabello dos veces y masajea delicadamente tu cabeza.


El uso de acondicionadores y mascarillas es indispensable para pelos largos. Si tu cabello es graso o normal, limita la aplicación del producto en las puntas y utilízalo periódicamente. Recuerda realizar un aclarado total del producto, si deseas afianzar el brillo de tu cabello puedes utilizar para el aclarado agua fría, limón o vinagre esto ayuda a cerrar y aplanar la cutícula.

La mascarilla nutritiva debe utilizarse siempre sobre el pelo húmedo, no mojado. Un truco es aplicar calor durante la exposición, es decir que puedes envolver tu cabello con una toalla mojada de agua caliente, papel metálico o film o un gorro de baño.

Cuando cepilles tu cabello, recuerda de comenzar por las puntas, ¡nunca por la raíz!. Hazlo delicadamente y atendiendo a cada nudo y/o enredo.

Con estos cuidados de cabello podrás ser una chica con pelo al viento de ley. El verano no podrá opacar tu brillo.

Etiquetado con →  
Compartir →