Pocas mujeres pueden presumir de lucir en todo momento un cabello 100 por cien sano y una melena llena de vida, volumen, brillo y el resto de características que definen a un pelo bonito. Y es que son muchos los factores que sabotean los intentos de mantener el cabello en el mejor estado posible: desde ciertos hábitos diarios (abuso del secador y planchas, uso de tintes inadecuados) hasta los efectos medioambientales (el sol, el viento y otros elementos), pasando por circunstancias orgánicas (determinadas enfermedades, algunos fármacos). La clave está en no bajar la guardia, ofrecer siempre al cabello los cuidados adecuados y seguir los consejos que los expertos de Svenson ofrecen para conseguir un estupendo estado capilar.

1.- Si quieres que brille, no castigues a tu pelo

Un problema frecuente es el pelo sin brillo. Uno de los factores que más influyen en este sentido es el encrespamiento, que se produce cuando el cabello (especialmente los más porosos) entra en contacto con el viento, la humedad y otros factores que lo “cargan” de electricidad.  Una dieta desequilibrada y el abuso de tratamientos capilares también “roban” el brillo capilar. La mejor solución a este problema es evitar en la medida de lo posible el uso de planchas y secadores de pelo, aplicar sobre el cabello productos que añadan un extra de nutrición, como mascarillas y acondicionadores, y recurrir a los serums capilares, formulados a base de aceites naturales y otras sustancias que regeneran el cabello en profundidad, devolviéndole el brillo perdido.

2.- Tener una cabellera con volumen está en tu mano

Otra queja frecuente respecto al cabello femenino es el pelo sin volumen. Las causas son varias, pero es un problema más habitual en los cabellos finos o con exceso de grasa, especialmente en la raíz. En estos cabellos, el corte es fundamental. Los estilos a capas y trabajados en la zona de la raíz le aportan más cuerpo y crean una sensación de volumen. Es muy importante también utilizar productos capilares voluminizadores, especialmente formulados para “engrosar” estos cabellos. Trucos como secar el pelo boca abajo permiten mantener el volumen durante más tiempo.

3.- Si tienes problemas, no los pases por alto

El pelo seco y estropeado es otro problema habitual. Suele ser resultado de unos cuidados inadecuados, pero por suerte se trata de una de las cuestiones capilares para la que existen más soluciones cosméticas. El repertorio de productos reparadores  (champús, acondicionadores, mascarillas, styling) es muy amplio, y resultan muy efectivos siempre que se utilicen de forma constante.

4.- Elige cepillo para tu tipo de cabello y peinado

El exceso de grasa o la pérdida de densidad capilar (frecuente a partir de los 40) están relacionados con el hecho de saber cómo cepillarse el pelo, un hábito que no todo el mundo realiza correctamente y en el que la elección del peine o cepillo es fundamental. Hay un modelo para cada peinado, tipo de pelo y necesidad (pelo mojado, brushing, desenredar…).

5.- El pelo no sólo se ve… ¡también se huele!

Por último, una cuestión que preocupa a muchas mujeres: el pelo con mal olor, más frecuente en fumadoras y aquellas que pasan mucho tiempo en espacios cerrados. La mejor forma para combatirlo es la higiene y el cepillado frecuentes.

 

Compartir →