Aunque el verano se aleje, los cuidados del pelo deben seguir su curso. El pelo está expuesto diariamente a diversos agentes, tanto internos como externos, que hacen que el cabello se vea seco, sin brillo, pérdida de volumen, sin vitalidad. Por eso es muy importante analizar el pelo de vez en cuando para saber si estamos ofreciendo a nuestro pelo los nutrientes y cuidados necesarios. Svenson comparte contigo algunos puntos importantes para no tener el pelo dañado: 

Cabello Débil 

Causas: Generalmente la debilidad del pelo es consecuencia del uso de diversos productos químicos como de coloración y tintes, también el no utilizar acondicionadores o mascarillas fortificantes y cepillados muy agresivos. 

Puntas Abiertas

Causas: Este tipo de problema capilar surge ante la falta de un corte de pelo regular y periódico. No cuidar el cabello o exponerlo a malas condiciones (secadores, planchas) provoca que la cutícula se desgarre y que las puntas se abran. 

Cabello Seco 

Causas: Cuando la cutícula del cabello se despega, la hidratación natural no logra nutrir al cabello provocando un pelo seco. Un cabello seco pierde elasticidad, flexibilidad y es más frágil que otros cabellos. 

Cabello sin Brillo 

Causas: La pérdida de brillo del cabello se da básicamente por el efecto del sol sobre el pigmento de color natural del pelo como también por factores externos como el polvo, la contaminación ambiental. Existen dos factores que determinan este signo: el grado de brillo de cada fibra individual y el grado de alineación del cabello en su totalidad. 

Cabello Rebelde 

Causas: Este tipo de problema encuentra su explicación en diversas variables como sequedad, pelo quebradizo, un mal corte. Lo importante para este tipo de problema es utilizar productos nutritivos, como mascarillas, para evitar cualquier efecto de “pelo electrizado”. 

Pérdida de Volumen 

Causas: La falta de volumen encuentra su explicación en la porosidad del pelo y la falta de elasticidad. Dependiendo del tipo de pelo que se tenga, es decir si el cabello es fino y volátil o grueso y consistente; existen diversas tácticas para lograr ganar volumen como el uso de productos nutritivos, acondicionadores, entre otros.

Svenson te recomienda un análisis del cabello para conocer las mejores opciones disponibles para la salud de tu pelo y asegurarte de no tener el pelo dañado.

Compartir →