Es completamente normal perder de 50 a 100 cabellos al día. Sin embargo, son muchas las personas, sobre todo los hombres, que un día se tienen que enfrentar casi de repente a una evidencia: “se me ha empezado a caer el pelo”, y esto se traduce en un “déficit” superior al centenar de cabellos al día. Se habla entonces de un proceso de pérdida de cabelloprematura o alopecia, que padece un buen número de personas. De hecho, y según los expertos de Svenson, la caídadel pelo afecta a más de diez millones de hombres españoles y cerca de cuatro millones de mujeres. 

Lo habitual es que las causas de la alopecia sean de tipo genético (alopecia androgenética), la cual afecta en mayor o menor medida a la mayoría de los hombres y también a un amplio número de mujeres. Como consecuencia de factores hereditarios y, también, hormonales, el cabello se va haciendo cada vez más fino, su fase de crecimiento se acorta y, en consecuencia, se cae con más frecuencia. 


Sin embargo, tras la pérdida del cabello pueden esconderse también alteraciones hormonales, como por ejemplo los problemas de tiroides; los efectos secundarios de determinados medicamentos; algunas infecciones o ciertas patologías como el lupus o la diabetes. 

Otras causas de la alopecia son el parto, la fiebre elevada, una intervención quirúrgica, situaciones de ansiedad intensa, una hemorragia aguda, los déficits de ciertos nutrientes (hierro y vitaminas), que hacen que el cabello se vuelva fino, seco y quebradizo; o, también, un disgusto psicoafectivo. 

El estrés, la contaminación o el abuso del sol también pueden propiciar la pérdida de cabello, ya que son factores implicados en la inflamación del folículo piloso, lo que a su vez puede desencadenar la rigidez del tejido que lo envuelve haciendo que el cabello crezca más fino, frágil y, en consecuencia, se caiga prematuramente. Y no hay que olvidar los malos hábitos (abuso de tintes, permanentes, secador, utilización de productos inadecuados…), que, tal y como recuerdan los expertos de Svenson, favorecen la caída del pelo

Sea cual sea el origen de la caída del peloSvenson ofrece un amplio abanico de soluciones, no sólo para prevenirla sino también para evitar que esa pérdida de cabello vaya a más. En este sentido, es fundamental ponerse en manos de un especialista cuanto antes (hay que recordar que, además del número de cabellos que se quedan a diario en el peine o la almohada, hay que tener en cuenta otros factores como una menor densidad en el cuero cabelludo y una pérdida progresiva del grosor del cabello), para, de esta forma, comenzar un tratamiento personalizado en el que lo primero que se determinará serán las causas de la alopecia. Por suerte, a día de hoy la alopecia es un problema con solución, así que no hay razón para quedarse de brazos cruzados entonando el lamento de “se me ha empezado a caer el pelo” sin hacer nada al respecto.

Compartir →