El hirsutismo es una presencia excesiva de vello grueso, oscuro y más largo de lo normal en mujeres en la zona de los labios, el mentón, el pecho, la espalda o el abdomen.
El hirsutismo o exceso de pelo  es un transtorno que padecen aproximadamente un 9% de las mujeres. Svenson te informa: 

En casi todos los casos, el hirsutismo genera un problema estético que muchas mujeres viven con una carga más o menos intensa de ansiedad y preocupación. 



La piel humana está recubierta, excepto en las palmas de las manos y la planta de los pies, por folículos pilosos que producen dos tipos de pelo: el vello -suave, corto y poco pigmentado- y el pelo terminal -más grueso, pigmentado y largo-. 

La transformación del vello en pelo terminal depende de factores hormonales, en concreto de los andrógenos (las hormonas masculinas), es decir,  el aumento de los niveles de testosterona produce hirsutismo o exceso de vello. Este incremento de testosterona libre se da en algunas afecciones: 

• Síndrome de ovario poliquístico, en el que además hay acné, alteraciones menstruales, esterilidad
• Hipertecosis ovárica, una afección de los ovarios
• Afecciones de las glándulas suprarrenales acompañadas de un aumento de andrógenos
• Hipotiroidismo, lo que conlleva un aumento de testosterona libre
• Utilización de algunos medicamentos: minoxidil, fenitoina, testosterona, esteroides anabolizantes, ciclosporina, corticoides, algunos contraceptivos orales

Svenson recomienda mantener un control de la presencia de vello en las zonas del mentón, el pecho, la espalda o el abdomen. Ante cualquier duda, Svenson te aconseja que consultes con un especialista si te sientes preocupada por tu exceso de vello.

Etiquetado con →  
Compartir →