4985284886_64686468f4_zCon
frecuencia, quedan “eclipsadas” bajo el color de los ojos, su forma u otros
atributos faciales. Pero la importancia
del vello de esta zona es tal que se puede decir que no hay mirada que se
precie sin unas cejas en perfecto estado
. Sin embargo, esto es algo que no
siempre es fácil de conseguir, ya que esta zona del contorno de ojos acusa
también el paso del tiempo y las consecuencias de otras circunstancias, como,
por ejemplo, unos malos hábitos de cuidado.

Uno
de los problemas más extendidos es el de las cejas despobladas. La causa en un buen número de casos suele ser un
exceso de depilación mantenido a lo largo de muchos años. Generalmente, el vello depilado de las cejas vuelve a crecer, pero a
menudo lo hace más lentamente y, en ocasiones, no lo hace
. Por eso es tan
importante, antes de empezar a depilarlas habitualmente, hacer un
diseño
de las cejas
lo más ajustado posible a la forma en
la que se vayan a lucir, teniendo en cuenta otros aspectos como la estructura
facial, la forma y tamaño de los ojos, el color del pelo, etc. Hay que tener en
cuenta que cambiar las cejas no es
un proceso tan fácil como puede ser alterar otros aspectos de la fisonomía.

Un truco para acertar en el diseño
de cejas es tener siempre en cuenta que su longitud debe empezar en la línea
recta que une el lagrimal del ojo con la aleta de la nariz, mientras que el
final debe quedar en la línea que une la aleta de la nariz con el ángulo
externo del ojo. En cuanto al arco, debe pasar justamente por encima del
círculo del iris.

La
frecuencia de la depilación depende del tipo de ceja, pero los expertos en
estética recomiendan por regla general retocarse
las cejas
(esto es, eliminar los pelitos que se salen de la línea de definición)
una vez a la semana. Pero, ¿qué ocurre cuando el volumen de esta zona es cada
vez menor? Hay varias soluciones que son
muy efectivas para devolver a las cejas la definición y el grosor perdidos.

El maquillaje es siempre un
excelente aliado. Hay lápices específicos que sirven tanto para definir la
forma y el arco de la ceja como para “rellenar” las zonas más visibles en el
caso de las cejas despobladas
. Otra opción son las cejas
tatuadas
. Esta técnica consiste en delinear primero la forma
y el color de las cejas tal y como se quieren lucir para, después, aplicar
sobre este diseño previo un tatuaje, empleando para ello pigmentos naturales.

Para
los casos en los que la pérdida de pelo en las cejas sea muy evidente o total
(caso de las personas que han sido sometidas a tratamientos para combatir el
cáncer), hay una alternativa que cuenta cada vez con más partidarios: el
microinjerto
en las cejas
. Se trata de una intervención
ambulatoria, que dura aproximadamente dos horas y en la que se injertan, pelo a pelo, cabellos obtenidos generalmente de la parte
posterior de la cabeza. Es prácticamente indolora y los resultados son muy
satisfactorios y, sobre todo, definitivos.

 

FOTO:
http://www.flickr.com/photos/eef-ink/4985284886/

Compartir →