Como ya hemos tratado en artículos anteriores, la caída de cabello puede ser causada por varios factores como caspa, exceso de sebo, medicamentos y otras enfermedades como es el caso de la psoriasis. Svenson te informa acerca de la incidencia de esta enfermedad en la caída de pelo.

La psoriasis en el cuero cabelludo puede aparecer con mayor frecuencia en la zona de encima y detrás de las orejas y lóbulos; la nuca, la frente , la línea del pelo y la raya del pelo. Este tipo de enfermedad se reconoce a través de sus síntomas como la presencia en el cuero cabelludo de escamas blancas visibles y de tamaño importante (a diferencia de la caspa). Además estas escamas en el cuero cabelludo producen un picor que incita a rascarse enérgicamente, lo que no ayuda a su eliminación o curación.

Para paliar el problema es importante no cepillar el cabello con frecuencia ni de forma enérgica ya que estos hábitos aumentan la inflamación de la zona. Toda actividad enérgica sobre el cuero cabelludo supone una agresión a los folículos pilosos que puede llegar a generar caída del pelo. Es por ello que se recomienda un lavado y secado con toalla suave evitando la fricción capilar. También, Svenson, te recomienda evitar el uso del secador de aire caliente como el uso de rulos ya que resecan el cuero cabelludo.

Si bien la psoriasis normalmente no daña el folículo piloso del pelo, las personas que padecen de psoriasis sufren una pérdida de pelo. La caída de cabello se genera por las lesiones e infecciones que presentan los folículos pilosos por el rascado enérgico del paciente que supone un daño irreparable.

Svenson te recomienda que consultes con un dermatólogo para iniciar un tratamiento antipsoriásico. Si tu cuero cabelludo padece de psoriasis es importante que cuides tu cabello y evitar cualquier problema que cause la caída de pelo.

Compartir →