Aún cuando este post tenía como objetivo hablar acerca de los distintos métodos para combatir la aparición de canas, no puedo dejar de preguntarme si de verdad son tan perjudiciales como la gente piensa. 

Pero bueno, primero lo primero… Antes de comenzar, me gustaría explicaros cómo se producen las canas. Con el pasar de los años, la cantidad de melanina, pigmento que determina el color de la piel y del cabello, comienza a disminuir. Los cabellos negros son los que contienen mayor cantidad de melanina, mientras más claro sea el cabello, menos melanina presenta. Los cabellos blancos (canas) no poseen melanina en absoluto. Las causas de su pérdida son diversas, pero podemos encontrar 3 principales: herencia, alimentación (falta de hierro, cobre, zinc, sílice, vitamina B1 y B2) y estrés. 

La disminución de la melanina se da en mayor proporción entre mujeres (un 65% de las mujeres que se acercan a los 40 años) que entre los hombres (en los que sólo suele afectar al 50%). Para contrarrestar los efectos del encanecimiento, se recomienda comer apio, espárragos, plátanos, nueces, espinacas, zanahorias, maíz y coles. Sumado a esto, podemos encontrar una gran variedad de productos que buscan, además de permitirte un cambio de look, cubrir esas vergonzosas canas. 

¿Vergonzosas canas? Pues sí. En nuestra sociedad, las canas se han asociado a la vejez y según estudios realizados, un 76.4% de los españoles considera como uno de sus mayores miedos estéticos, el parecer mayor. Aún así, me gustaría comentar algunos ejemplos que escapan a la regla.

¿Qué tienen en común George Clooney, Javier Sardá, Harrison Ford, Richard Gere y Sean Connery? ¿Será el dinero? ¿Será la fama? ¿Serán las canas? Al parecer estos personajes de la farándula no tienen ningún reparo en lucir sus orgullosas canas al mundo. Y no es solamente eso, según recientes encuestas existe un alto porcentaje de mujeres que consideran atractivas las canas en un hombre mayor, al relacionarlas con experiencia y seguridad. Al contrario de los hombres, quienes no consideran atractivas las canas en una mujer. En lo personal, y a pesar de los que dicen las encuestas, no me gustaría dejar de mencionar a dos de mis musas, ambas canosas y sexys: Diane Keaton y Meryl Streep.

Finalmente, en respuesta a la pregunta inicial. ¿Son las canas tan perjudiciales como la gente piensa? Creo que la respuesta se encuentra en la misma pregunta: Solo son perjudiciales, si se piensa que lo son. Es cuestión de gustos.

Etiquetado con →  
Compartir →