El cuidado del pelo es un hábito que debe ser rutinario y realizado con mucha regularidad para obtener los resultados deseados de un pelo sano y brillante. En Belleza Svenson hemos destacado la importancia de utilizar un champú dependiendo del tipo de pelo que cada persona tenga, es decir si es graso, seco, con caspa, entre otros. 

Svenson os informa acerca de dos tipos de champús muy efectivos a la hora de cuidar de pelos secos y grasos. Existen muchos tipos de champús naturales para disfrutar de un pelo saludable y espléndido. Veamos sus virtudes: 


Si tu pelo es seco puede ser muy efectivo utilizar un champú cuya composición sea a base de ortiga, romero y perejil. Estos componentes ayudarán a sanear tu pelo además de prevenir problemas como la caspa y la descamación del cuero cabelludo. A la hora de cuidar de un pelo seco, es importante tener en mente la necesidad de humectación y nutrición de los folículos pilosos para así evitar cualquier daño del bulbo capilar y caída de pelo. 

Para las personas que tienen un pelo graso, se recomienda utilizar un champú que contenga camomila, limón y baya de rosa. Estos componentes naturales son aliados perfectos a la hora de regular y controlar el exceso de grasa en el cuero cabelludo y evitar la obstrucción sebácea de los folículos pilosos. 

Los champús naturales son buenos productos de belleza a la hora de cuidar de nuestro pelo.

Pero Svenson subraya que es muy importante utilizar un champú dependiendo del tipo de pelo que tengamos. De esta manera podremos regular y ofrecer a nuestro pelo los nutrientes que necesita para estar sano y brilloso.

Etiquetado con →  
Compartir →