El mantenimiento del cabello rizado es extremadamente difícil, requiere dedicación diaria y esfuerzo para conseguir una bonita y saludable melena.

Los que gozan de un rizado natural no necesitan tanto tratamiento para lograr que los rizos de su pelo estén bien definidos. En cambio, cuando los rizos son el resultado de un tratamiento químico, las medidas para su cuidado se han de incrementar para evitar la sequedad del cuero cabelludo y la estructura capilar.


Si deseáis tener una permanente que capte la atención de todos, lo más recomendable es acudir a un buen estilista que tenga especial cuidado en los productos que usa, no todos los productos de peluquería son idóneos para una melena rizada. Déjate guiar por un buen profesional.

El corte de pelo es también fundamental para lucir unos buenos rizos. Para las mujeres, es recomendable llevar un corte largo y escalonado para una mejor caída. En cambio, los hombres necesitan un corte de dos capas, rebajado abajo y encrespado por arriba.

Por otra parte, están los accesorios necesarios para el mantenimiento de unos buenos rizos. Empezando por el peine, asumir los que tengáis este tipo de cabello, que no existe un peine adecuado. La mejor forma de arreglarse es usando los dedos, acomodando cada rizo de la manera que os guste. Y para desenredar los rizos, debéis hacerlo cuando el pelo esté húmedo, de esta manera se seguirá manteniendo su forma aún cuando esté seco.

Respecto al lavado del cabello, se puede lavar diariamente. A diferencia de otros tipos de pelo, los rizados lucen mejor después de estar lavados, reflejando todo su volumen y firmeza.

Etiquetado con →  
Compartir →