Cuando hablamos del pelo, a veces se nos olvida que el cuidado capilar no sólo debe concentrarse en el pelo en sí mismo sino también en el cuero cabelludo. Y tú te preguntarás ¿por qué? Svenson te informa acerca de la importancia del cuero cabelludo y sus cuidados para tener un pelo sano y evitar la caída de pelo.

Rara vez, las fanáticas del pelo, nos hemos preocupado o preguntado acerca del cuero cabelludo. Lo cierto es que el cuero cabelludo es el hábitat donde nace y vive nuestro cabello. Metafóricamente puede compararse con un campo de siembra, si no lo cuidas la cosecha será mala. Por eso es importante nutrirlo y cuidarlo si queremos tener un pelo sano y fuerte.

El cuero cabelludo está constituido por dos zonas principales: la dermis y la epidermis (parte más superficial). Es en el cuero cabelludo donde se encuentran los folículos pilosos por donde nacen los cabellos, éstos se hallan a nivel de la dermis. Cada pelo se inserta en el cuero cabelludo y en la raíz del cabello (folículo piloso). Esta raíz del cabello presenta un bulbo y una papila (su núcleo). Generalmente, la caída del pelo se debe a un debilitamiento del bulbo del pelo debido a una mala irrigación sanguínea del cuero cabelludo

La raíz del pelo encuentra su base de nutrición en las características del cuero cabelludo, es por ello que es importante que lo cuides para tener un pelo sano y evitar problemas como la caída de cabello. Svenson te recomienda que vigiles tus cuidados capilares, para así saber el estado capilar actual. Accede al test capilar de Svenson y conoce más sobre tu pelo.

Etiquetado con →  
Compartir →