Cada temporada, las modas respecto al color, largo y estilo de cabello varían. Esta temporada, la moda es tener el cabello lo más largo posible, sin importar si es lacio o rizado. Debido a que la moda no espera por el crecimiento natural de nuestro cabello, el último grito es el uso de extensiones, tanto naturales como artificiales.

Las extensiones también son utilizadas por aquellas chicas que tienen el cabello muy fino, y buscan tener más volumen en el mismo o por aquellas que han arruinado su pelo mediante productos químicos, y mientras se recupera su cabello optan por este método alternativo.

En cuanto al material de las extensiones, pueden ser de cabello natural o sintético. En el primer caso, las mismas provienen de mujeres que venden su cabello natural, luego el mismo se clasifica por color y tipo de cabello, y se vende en forma de extensiones. En el segundo caso, el cabello es creado artificialmente, mediante el uso de fibras sintéticas.

La diferencia en calidad es abismal, como también lo es la diferencia en precio. Además de esto, las extensiones de cabello natural nos permiten manejarlo, peinarlo, plancharlo, y teñirlo al igual que el resto del cabello. Por otro lado, las extensiones artificiales no permiten este maltrato, no se pueden teñir ya que los tintes son para cabello natural y los productos químicos que contienen quemarían la extensión.

Por lo tanto, en caso de querer utilizar las extensiones artificiales, deberíamos tener también planchas y productos especiales, a base de vapor, ya que el calor directo las encoge e incluso las quema. Las extensiones pueden ser de diferentes tipos: mechones unidos en grupos, tiras tejidas cortadas del diámetro de la zona del cuero cabelludo donde se colocarán, o individuales.

Aunque debemos decir que el uso de las extensiones no es muy recomendable, ya que perjudica mucho el cabello.

Etiquetado con →  
Compartir →